La loca historia de amor de Harley Quinn y The Joker

¿Quién no ha perdido la cabeza por amor?

Un amor tan desquiciado solo puede ser soportado por Harley Quinn

El amor es una cosa extraña que te hace perderte en ella. Y nadie, ni los más viles villanos, pueden salvarse de caer en sus redes. Pero, ¿qué tanto harías por amor? ¿Te convertirías en la peor versión de ti mismo? Pues esta chica si lo hizo, y ahora es Harley Quinn.

La historia de amor de Harleen Quinzel

La doctora Quinzel es una psicóloga que solicita un puesto en el asilo Arkham, el lugar donde están encerrados los verdaderos dementes. Al poco tiempo de su llegada conoce a The Joker, y tras varios intentos consigue una cita para interrogarlo. En ese encuentro se comenzará a gestar su amor por él.

Desde el primer instante, una atracción surge entre ellos. Y con algunas preguntas, ella no puede evitar enamorarse de él. Incluso lo veía como una víctima de las circunstancias, y de Batman. Una víctima que necesitaba ser salvada y amada.

De acuerdo a su diagnóstico:

“En las semanas que siguieron pude ver con claridad que el Joker, descrito tan a menudo como un maníaco homicida irredimible, no era más que un alma torturada con una necesidad desesperada de amor y aceptación. Un niño perdido y herido intentando que el mundo se riera con sus payasadas. Y siempre se topaba con el santurrón de Batman… decidido a hacer que la vida fuera horrible para mi ángel".

Pero su transformación se detona cuando, después de una fuga fallida, Batman le entrega al Joker herido, haciendo que se llene de odio hacia el hombre murciélago y de amor por el pobre herido. A partir de ahí, adquiere su vestuario, cambia su nombre por Harley Quinn…y la leyenda comienza.

La historia completa es parte de una edición del cómic de Batman llamada “Mad Love“, y para que puedas disfrutarla, te dejamos su versión animada.

Pero al final, nadie podría culpar a Harley de haberse transformado. Después de todo, todos hemos perdido la cabeza alguna vez por amor.

Back to Top